Locales
Tendencia

$4 millones para el Acto de Malvinas

Cerca de 4 millones de pesos se libraron para el acto por Malvinas en la ciudad natal del jefe del Ejecutivo provincial, Gustavo Valdés. El monto parece exagerado, cuando se trató de un evento de una sola jornada, más allá de su importancia histórica. Asimismo, sigue una oculta polémica entre algunos ex combatientes por haber pasado por alto la presencia del embajador del reino Unido, quien fue invitado especialmente en febrero por el gobierno de Corrientes, considerándolo a la vez huésped de honor. Su presencia pasó desapercibida por orden de la esquina de Salta y 25 de Mayo.
A través del Decreto 455, rubricado el último 18 de marzo se constituyó un fondo especial por $3.849.510 destinado a gastos que demandaban el acto en conmemoración del 37º Aniversario de la Gesta de Malvinas, que se realizó el pasado 2 de abril en Ituzaingó.
Hay dudas sobre la influencia estatal en una de las organizaciones de ex veteranos de Guerra. La decisión de ex combatientes de Malvinas de rechazar la presencia de un militar inglés en San Roque, cuando en febrero pasado se mantuvieron callados ante el arribo del embajador del Reino Unido, Mark Andrew Kent, quien visitó la provincia, desató una oculta polémica. En aquella oportunidad el presidente del centro de ex combatientes de Corrientes, José Galván, empleado del Estado, no emitió opinión alguna, como cuando surgió el conflicto por las banderas británicas desplegadas en el carnaval por la comparsa Arandú Belleza, y más reciente, por la anunciada y posteriormente frustrada presencia del ex militar inglés Geoffrey Cardozo en San Roque.
Kent vino a concretar algunos negocios a la zona (compra de tierras), y solo fue entrevistado por el diario oficialista La República. No se expuso a otros medios masivos de prensa locales. No pocos aseguran que le prohibieron a Galván desde la cúpula del Ejecutivo local, hacer cualquier clase de manifestaciones por la presencia del embajador Británico, que estuvo semanas antes de la polémica carnavalera.

LA POLEMICA

El ex combatiente de Malvinas y presidente de la Fundación No Me Olvides, Julio Aro, y Geoffrey Cardozo, el soldado inglés que sepultó a los soldados argentinos en el cementerio de Darwin, iban a visitar Colonia La Elisa. Allí vive Elma Pelozo, la mamá de Gabino Ruíz Díaz, cuyos restos fueron identificados en diciembre del año pasado. Desde el Centro de ex combatientes que dirige Galván, consideraron que su presencia era una ofensa y, finalmente, el encuentro se suspendió.
Kent es una figura más representativa de los piratas ingleses, mientras que Cardozo, solo un militar que ayudo a dar cristiana sepultura a los jóvenes argentinos caídos en Malvinas. Finalmente el mismo gobierno que recibió a Kent como un amigo y con honores, hizo gestiones para evitar la llegada de Cardozo. “Los ex combatientes celebramos la medida adoptada por el Gobierno Provincial de impedir el ingreso a la provincia del militar inglés. Me llamó el gobernador Valdés y el ministro de Seguridad para comunicarme la noticia”, remarcaría Galván en su momento a los medios de prensa, quien junto a su organización pasó por alto la presencia del Embajador Kent.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar