DestacadasPolítica

Capitanich arrasó en el Chaco

El exjefe de Gabinete de Cristina -que fue dos veces gobernador- sucederá a Domingo Peppo, con quien libró tensa pulseada intestina.

Jorge Capitanich, actual intendente de Resistencia encestó un triple en Chaco: logró un amplio triunfo en la elección a gobernador ante el diputado radical Carim Peche que le devuelve un traje que ya calzó entre 2007 y 2015; extendió hasta 2023 el dominio que el PJ ostenta desde hace 12 años, y le obsequió a Alberto Fernández-Cristina de Kirchner una victoria en el último test antes de la presidencial del 27-O tras los disruptivos reveses de las generales de Mendoza y las PASO de Salta.
El exjefe de Gabinete por el Frente Chaqueño y en dupla con la diputada nacional Analía Rach Quiroga se alzó con 100% de las mesas escrutadas con el 49,31% de los sufragios. Fue tras recorrer un tenso duelo peronista de aspiraciones con el saliente Domingo Peppo, quien terminó encolumnándose detrás del dirigente bendecido por la cúpula del Frente de Todos y bajo la bandera de una unidad peronista que ayer volvió a rendir frutos, como ocurrió ya este año en otras provincias.
En 2007 Capitanich había ganado por escaso margen (46,8%) ante el radical Ángel Rozas, mientras que en 2011 aplastó al ucerreísta Roy Nikisch con el 66,5%. En 2015, Peppo se había impuesto por 55,45%, mientras que en las parlamentarias de 2017 Chaco Merece Más cayó ante Cambiemos.
En la compulsa chaqueña, en segundo lugar -y en fórmula con Nikisch- quedaba Peche (31,69%), quien se presentó con Chaco Somos Todos y apostó a una estrategia de provincialización (con la UCR y el PRO como socios) que esquivó toda pátina que lo ligara a Mauricio Macri. De todas formas, el traspié se sumó al historial 2019 de caídas de la Casa Rosada.
Pero los comicios representaron en paralelo -en el marco de una oferta extensa de una decena de candidatos por la suspensión de las PASO- la instalación de Juan Carlos Bacileff Ivanoff como el tercer actor en la discusión provincial, con su Frente Integrador. Exvicegobernador de Capitanich -lo reemplazó entre noviembre de 2013 y febrero de 2015, durante la incursión del “Coqui” en el Gabinete nacional, cuando creció la ruptura entre ambos- y cultor de un discurso de mano dura ante el activismo piquetero (de fuerte presión en la provincia), logró el 14,17% al arrastrar sufragios sobre todo del campo radical y, en menor medida, del peronismo.
Por su parte, en la doble oferta a gobernador de extracción piquetera quedaban lejos y en virtual empate Emerenciano Sena y Raúl Castells. Y el Partido Obrero, que en 2015 quedó 3ro., redondeaba un 5to. puesto con Aurelio Díaz.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar