Crimen de Kevin: El ex jefe del servicio penitenciario no declaró

Crimen de Kevin: El ex jefe del servicio penitenciario no declaró

Roque Romero, el ex jefe del servicio penitenciario de la provincia de Corrientes se abstuvo de declarar en el marco de la investigación por la muerte de José María Candia, alias “Kevin”, de 22 años, que fue asesinado en la Unidad Penal Nº 1 en abril de 2020. Hace una semana, la Justicia imputó formalmente a seis integrantes del Servicio Penitenciario Provincial por el cargo de homicidio culposo, mientras que la nueva dupla técnica de los querellantes Hermindo y Sonia González rechazaron esta imputación y van por lo que consideran “fue un homicidio perfectamente planificado”. Romero se presentó ayer a la audiencia que se realizó en el juzgado de instrucción Nº2 y fue formalmente imputado por los delitos de homicidio culposo e incumplimiento como funcionario público. Sin embargo la querella insiste en que “se trató de un homicidio calificado debido a que se montó todo un operativo que concluyó con un acto de encubrir el hecho”. “Hay una médica del servicio que fraguó el certificado médico para encubrir el homicidio. Ese documento le entregaron al fiscal Gustavo Robineau para fundamentar que Kevin murió en un enfrentamiento con otros internos, pero eso no es así”, aseguró Hermindo González. Otro de los imputados que debía declarar es el alcaide José Raúl Cantero, a cargo de la Unidad Penal Nº1. Sin embargo a través de su abogado presentó una eximición de prisión que deberá resolverse en las próximas horas. La Justicia pretende avanzar con la identificación de los penitenciarios y policías que participaron del operativo y determinar la autoría de los disparos con bala de plomo que acabaron con la vida de Candia. El 21 de abril de 2020, se generó una revuelta de internos preocupados por un foco de contagio de covid-19, que, según afirmaban, había ingresado a la unidad por la custodia penitenciaria. El joven de 22 años, quien estaba alojado en la Unidad Penal Nº 1, cumplía una condena de 6 años de prisión por una causa de robo agravado. De esa pena, estaba cumpliendo el primer año. Además de la muerte de Kevin, nueve internos resultaron heridos, al igual que seis agentes del Servicio Penitenciario y un efectivo policial. En el marco de la investigación se pudieron determinar las circunstancias y el lugar en que recibió los disparos, pero aún no se conoce al tirador. En tanto que se confeccionó una nómina de los agentes penitenciarios y efectivos policiales que portaban escopetas y abrieron fuego en el enfrentamiento con los internos en la cárcel aquel 21 de abril, en plena primera etapa de la cuarentena por coronavirus. Los imputados son el x Director General del Servicio Penitenciario Rubén Roque Romero, por el delito de Homicidio culposo por omisión impropia, que tiene una pena de 6 años, José Raúl Cantero, quien era Jefe de la Alcaidía, Jorge Espíndola, David Luján y Gonzalo Brizuela miembros del Servicio Penitenciario y María Celeste Álvarez Spence, quien era la médica que constató la muerte y la causa, y se la imputa por delitos de incumplimiento de deberes de funcionario público y falsificación de documentos públicos.

Digiqole Ad Digiqole Ad

c1401254

Noticias relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *