DestacadasPolítica

El lunes volvería la actividad estatal

El gobernador Valdés monitorea la situación, recibe todos los datos, para tomar la decisión definitiva. Este domingo a la tarde a través de las redes sociales comunicará la decisión. Hoy está más cerca la vuelta a la actividad administrativa y el regreso de los horarios habituales en comercios.
El lunes el gobernador dará una conferencia de prensa apelando – como lo viene haciendo con insistencia, a la responsabilidad social de los correntinos.
En el medio pueden darse variables que modifiquen la situación. Es que la pandemia, con sus idas y vueltas, determinó que nada sea igual, que las certezas duren segundos y las dudas meses.
Desde el gobierno saben que la paciencia y el aguante de la sociedad van decreciendo. El índice de movilidad en la capital correntina es un ejemplo: en la primera semana de asueto disminuyó de manera importante, y ya en la segunda semana volvió a dispararse.
“Estamos dispuestos a abrir y a cerrar las veces que sea necesario”, aseguran desde Gobierno. Así será de ahora en más.

Variantes previstas con realidades imprevistas
Las variables en Corrientes con respecto a los números de la pandemia dan dentro de los parámetros previstos.No hay alarma, pero si preocupación. Es que saben que las cifras actuales son manejables y que permanecerán por un tiempo e inclusive podrían agravarse.
La intención es abrir cuando el momento lo permita y cerrar cuando la situación lo requiera y no avanzar sobre el ánimo de la gente. Dentro de esta proyección saben que llegará el momento de exigir conductas más severas de encierro y eso es inexorable.

Preocupación por el ataque en redes
Entre los indicadores que preocupan a la Rosada correntina están algunas operaciones desde redes sociales que siguen en aumento y apuntan al desprestigio de los médicos y personal de la Salud.
“Es algo que no se ve en otras provincias. Hemos chequeado cada una de las denuncias en las redes y ninguna tiene asidero”, enfatizaron fuentes del gobierno.
La preocupación es lógica y de sentido común: si se bastardea y ataca a nuestros profesionales que están en la trinchera se afecta el más preciado bien que tiene la sociedad en la lucha contra la pandemia: nuestros recursos humanos.
El Gobierno sale y enfrenta la situación. “No podemos permitir que eso ocurra. Tenemos excelentes profesionales. Debemos defenderlos y cuidarlos”, argumentan.
En definitiva: la guerra es contra un enemigo del cual desconocemos sus estrategias y accionar. Mellar el espíritu de quienes lo combaten, nos llevará a una derrota inexorable.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar