DestacadasInterés GeneralPolíticaProvinciales

Exclusivo 1588: El turbio negocio de Muralla China S.A.

El grupo Velar vendió el Frigorífico Tomás Arias a empresarios asiáticos insolventes (según datos oficiales) que representan a Muralla China S.A., en más de 5 millones de dólares, pero dejó colgados a más de 300 empleados a quienes se le debe indemnizaciones laborales con sentencia firme desde hace más de 20 años. El fallo data de 1996. Algo que el gobierno de Gustavo Valdés sabía al momento de rubricar el acuerdo de respaldo institucional con los supuestos inversores orientales.

No para pocos, este rimbombante negocio, tiene olfato a lavado de activos. Pruebas empiezan a sobrar. Tanto que para disimularlo, una delegación de funcionarios locales encabezados por el mandatario provincial se trasladó hasta el gigante asiático a ofrecer las bondades del reciclado frigorífico. Aquella embajada gubernamental, que le costó unos buenos pesos al erario público, sonó más a un episodio de Los Simuladores, que a un viaje de oferta comercial.
Para los cientos de trabajadores que siguen esperando cobrar el juicio laboral, no está claro, quien en realidad es el verdadero dueño de lo que en algún momento fue el emblema fabril de Riachuelo. En la actualidad, hay días que no se faena, y lo que se esperaba como un boom cárnico de la zona con sueños de exportación a los mercados del otro lado del mundo, solo se ha convertido en un matadero de características municipales. Por ahí, habría que darle un poco más de tiempo, pero la mayoría recuerda que se consumieron páginas en los diarios locales que anticipaban que 2000 cabezas de ganado diario como mínimo irían a ser faenados en el Tomás Arias. El dato: nadie invierte millones de dólares para funcionar como matadero, y menos aún con una tremenda deuda laboral con sentencia firme. Y las sospechas de Laverap, se acrecientan.

NUNCA COBRARON

Velar percibió sus millones de dólares, pero los ex obreros no cobraron un centavo. Algunos de ellos ya se murieron después de tanto esperar. Cuando la justicia le intimó a pagar las indemnizaciones (varias veces millonarias) allá por el año 2010 se decidió cerrar la Planta Frigorífica que se había reactivado en 1994, con la idea de no abonarles la deuda a los empleados. Hay una posibilidad que una medida judicial embargue los fondos que se recauden de aquí en más Muralla China S.A., la que aparece solidariamente responsable en el pleito laboral, donde la justicia ya terminó su trabajo.
Se supo que uno de los herederos de Arias se negaría a entregarle el sello de la firma, hasta no cancelen lo adeudado a los ex trabajadores.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar