DestacadasProvinciales

Fiesta clandestina en plena terminal de Mariano I. Loza

Si una fiesta clandestina que se realizó en la casa de una mujer policía, donde estuvo hasta un DJ, sorprendió a Saladas, más conmoción causó el boliche armado en la propia terminal de ómnibus de Mariano I. Loza, que tuvo hasta luces sicodélicas.
La fiesta se llevó a cabo en un predio público, sin que la policía, ni las autoridades del municipio de la vieja Estación Solari, intervengan para nada. No faltó el alcohol.
En Saladas al menos de 23 jóvenes participaron de una improvisada discoteca privada, siendo su organizador, el hijo de 17 años de la funcionaria policial.
Mientras que la cantidad de asistentes en Mariano I. Loza nunca se supo, porque las fuerzas de seguridad jamás intervinieron.
En ese poblado de no más de 2.000 habitantes, se sabe hasta quién es el dueño del caballo, solo por el relincho. Llama poderosamente la atención que los uniformados no hayan clausurado el encuentro bailable.
En Ituzaingó otra juntada ilegal concretada el domingo de madrugada, reunió cerca de 40 personas. Todas fueron demoradas.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar