DestacadasPoliciales

La enfermera cumplirá su sentencia en el Pelletier

Enfermera Patricia López, una de las asesinas de Ramoncito, llamó por teléfono a su hijo y develó su escondite. Un cumpleaños familiar sería el lugar donde la homicida debía ser detenida. Prefectura Naval realizó una vigilancia en cercanías de la vivienda de la reunión, pero la mujer no fue. Ocurrió diez días antes de que la detengan en la esquina de las calles Lavalleja y Ramos, en las afueras de la ciudad bonaerense de González Catán. Los efectivos de la PNA y de la Agencia Federal de Inteligencia la interceptaron cuando salía de un comercio, cercano a la precaria casa que alquilaba. Iba varias veces por semana a la Ciudad de Buenos Aires a limpiar casas para subsistir. “Me llamo Graciela”, dijo la mujer cuando la interceptaron. Carecía de documentos y negó recordar su número de DNI. Fue conducida hasta una unidad de la fuerza de seguridad en La Plata. Allí se le tomaron huellas dactilares y se las cotejó con las existentes en las bases de datos. Recién entonces reconoció ser quien estaba en la lista de los 10 prófugos más buscados del país.
Llegaron a ella después de que mantuviera una conversación telefónica con uno de sus hijos, quien también vive en aquella provincia. Le pidió frazadas y abrigos. Y esa fue la clave para poder ubicarla.
Los funcionarios del Tribunal Oral de Mercedes habían logrado obtener números de teléfonos de algunos de sus familiares y solicitaron a las fuerzas de seguridad que “pinchen” esas líneas. “En dos oportunidades se le dio los datos a la Policía de la Provincia de Buenas Aires, y se ordenaron allanamientos, pero sin resultados”, contó Raúl Silvero, integrante del Tribunal Oral Penal, quien puntualizó que después “tomamos contacto con la delegación de Prefectura y le pedimos especial colaboración para dar con López”.
Los datos obtenidos tomaron más fuerza a partir de una escucha telefónica grabada el 23 de octubre de 2018. “Constantemente nos mandaban grabaciones de las intervenciones y ese mismo miércoles recibimos más CD y el pedido de escuchas a otros celulares. Pero más tarde nos informaron de la detención”, contó el magistrado. López fue trasladada a Corrientes para que cumpla con la condena de prisión perpetua, en el Instituto Pelletier, única unidad penal para mujeres en la provincia.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar