DestacadasInterés General

Más de 1.500 personas en fiesta clandestina en el Chaco

Desbarataron una fiesta clandestina con más de 1.500 personas en el Chaco. La policía de esa provincia intervino en numerosos eventos ilegales durante el fin de semana. Hubo festejos en Barranqueras y Resistencia con más de 1.600 personas y otras cinco reuniones en Villa Ángela, Charata y Castelli. Incrementarán la vigilancia.
En la provincia del Chaco, continúan las normativas con respecto a la prohibición de aglomeración de personas y eventos clandestinos, debido a la situación que aún se atraviesa respecto al COVID 19. El fin de semana se realizaron diversos operativos para evitar su desarrollo pero, de todas formas, hubo festejos en varias ciudades.
En jurisdicción de la Comisaría Quinta de Resistencia, los agentes policiales desbarataron tres fiestas clandestinas, una de ellas contaba con más de 1.500 personas. En la zona portuaria, desconcentraron una reunión con más de 40 invitados y el entretenimiento de un grupo musical.
En otro punto de la ciudad de Resistencia, con un llamado al Servicio de Emergencia 911 de un Ayudante Fiscal, daba aviso a los uniformados, que a cercanías de su casa estaban de festejos en forma clandestina. Con intervención de la Comisaría Décima, desalojaron el lugar, aduciendo su propietario que celebraban un aniversario.
En localidades de Hermoso Campo y Charata, también intervino la policía tras llamados por parte vecinos debido a los ruidos molestos ocasionados a sus alrededores por quienes tendrían numerosos invitados en sus viviendas, indicó Diario21.
En todos los procedimientos, la policía notifico de las infracciones al Artículo 205 y 239 del Código Penal Argentino a los dueños de las viviendas, retirándose los partícipes del lugar, sin registrar otro tipo de novedades. A diferencia de Hermoso Campo, donde un hombre fue notificado de su detención por los Artículos 60 y 78 del Código de Falta de la Provincia.

VIGILANCIA PREVENTIVA
Para frenar las fiestas clandestinas durante la cuarentena, Chaco busca implementar un “sistema de vigilancia preventiva”.
El anuncio fue realizado por el gobernador Capitanich luego de una reunión con el comité de monitoreo de COVID-19 en la que se analizaron una serie de medidas para evitar las fiestas clandestinas.
Capitanich informó por redes sociales que en los últimos días en Barranqueras y Resistencia se realizaron “12 fiestas clandestinas denunciadas que involucran a 1.666 personas con alto riesgo de contagios” y también otras 5 reuniones de ese tipo “en Villa Ángela, Charata y Castelli”.
Lamentó que “el esfuerzo que se realiza todos los días para controlar el número de casos y cuidar la salud de toda la comunidad, choca con actitudes egoístas e irresponsables de este grupo de personas”.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar