DestacadasPolítica

Protección política-judicial para un viceintendente usurpador

El Viceintendente radical de Pago de los Deseos (Saladas), Ricardo Vallejos, quien días atrás arremetió contra el alambrado de un predio privado para llegar hasta su propiedad, con la excusa de acortar camino, tenía media docenas de causas judiciales antes de llegar a su función en el municipio de esa localidad. La mayoría de ellas por usurpación de terrenos, violación de domicilio, como también por amenazas de muerte. Más allá de sus antecedentes penales, aprobado por la justicia electoral, Vallejos pudo ser candidato integrando la fórmula con la peronista Sintia Magaldi. Ambos terminaron ganando las elecciones en 2017.
En el agresivo atropello ocurrido a mediados de la semana pasada, se perdieron dos animales vacunos del lugar que irrumpió ilegalmente. Casualmente Vallejos junto a su hijo, habían ingresado al campo ajeno con dos camionetas, cada una de ellas, tiraba un Trailer. Hay una denuncia por la irregular acción, muy similar a otros episodios que también lo involucraron por violación de domicilio. Asimismo se advertiría que su derrotero ilegal siempre es el mismo: la usurpación de terrenos. Algo que lo realizaba mucho antes de llegar a la viceintendencia, y ahora también, ya ejerciéndola (ver video).
En el pueblo es un secreto a voces que una cierta protección del poder político-judicial, le dejaría las manos libres para ejecutar sus invasiones. La mayoría de los expedientes acusatorios serían cajoneados, caducando con el paso de los años. Tanto que tiempo atrás, el peculiar funcionario municipal, también fue acusado de vender terrenos de otras personas con documentación apócrifa a un familiar directo del actual intendente de Saladas (justicialista), en perjuicio de ochos familias. Los damnificados tuvieron que recurrir a la justicia para que les devuelvan sus propiedades. Insólitamente la UCR impulsaría la postulación de Ricardo de Jesús Vallejos como jefe comunal de Pago de los Deseos en 2021, hoy en manos del Justicialismo.

LOS PERJUDICADOS

Luego de sufrir el corte de su alambrado en manos de Vallejos y su hijo, el productor maderero Hugo Cardozo, puntualizó que en su establecimiento existen cinco lugares para entrar al campo del viceintendente pero “se encapricha para entrar por mi campo”.
Después se supo que hubo una ampliación de denuncia sobre Vallejos por la venta de un campo a Facundo Alterats, sobrino del intendente de Saladas, Rodolfo Alterast. En total fueron 142 hectáreas comercializadas ilegalmente. Hay varias personas perjudicadas por la operación, entre ellos Martín Rodríguez, Acacia Román, Zacarías Fernández, Blas Aguirre Romero y Juan Torres. Todos chacareros de la zona.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar