DeportesDestacadas

River goleó a Lanús en el Monumental

El 3-0 pudo ser mayor pero De La Cruz picó un penal y se lo atajaron desde el piso.

El equipo de Marcelo Gallardo llegaba entonado al duelo tras conseguir la semana pasada el pasaje a cuartos de final de la Copa Libertadores; sin embargo, todavía no había podido ganar en lo que iba de temporada (cuatro empates). Enfrente estaba el conjunto de Luis Zubeldía, que venía de empatar en la primera fecha (1-1 con Gimnasia de local) y necesitaba sumar para mejorar su posición en la tabla de los promedios, donde se encuentra a sólo dos puntos de la zona de descenso directo.
En los primeros minutos de partido, el local fue amplio dominador de las situaciones y se acercó varias veces con peligro al arco del ex Boca Agustín Rossi. Aunque recién a los 22 llegaría la mejor situación del Nillonario cuando el también ex Boca Ezequiel Muñóz derribó a Matías Suárez en el área. El colombiano Rafael Borré se hizo cargo de la ejecución y River se puso rápidamente 1-0.
Empoderado por la ventaja, el local no tardó demasiado en estirar la distancia en el marcador. Ignacio Fernández ya había avisado que estaba fino con un tiro libre que inquietó a Rossi y, minutos más tarde, puso una gran pelota cruzada de derecha para Suárez, quien dominó en un par de tiempos y definió al palo más lejano del arquero.
Era el 2-0. En el medio, Muñóz casi se desnucó intentando cortar la gran habilitación del zurdo de River. Definitivamente no fue el mejor partido del defensor granate.
En la segunda parte, fue la hora de las variantes desde los vestuarios: Cáceres entró por Pasquini en Lanús y el uruguayo De La Cruz por el colombiano Carrascal en el local.
El recién ingresado millonario no tardó demasiado en tener una inmejorable oportunidad para mostrar su valía; sin embargo, con su equipo sólo dos goles arriba en el marcador, optó por sobrar la situación y picó el penal. El resultado: Rossi lo atajó desde el piso y Lanús prolongó su esperanza de vida.
Con poco para ilusionarse en ofensiva, Lanús se conformaba con ver cómo una y otra vez Rossi lo salvaba de la goleada. El ex Boca era la gran figura del encuentro; sin embargo, cuando el 2-0 parecía cosa juzgada, llegó el tercero. Tras un corner, Suárez se elevó y metió un gran cabezazo para darle un festejo más al ya empachado público local y romper con la monotonía de empates que venía sufriendo el club de Núñez en su, a pesar de ello, buen inicio de temporada.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar