DestacadasLocales

Se incendió Santa Catalina y dejó sin luz a la provincia

Solo hubo reparaciones parciales en la estación transformadora más importante de la Provincia. Increíblemente el gobierno, a través del interventor Alfredo Aún, sólo habla de nuevos aumentos en un pésimo servicio que ayer volvió a colapsar en una jornada de inicio de año, donde no hizo calor ni hubo excesiva demanda. La DPEC es de terror. Como un “buen augurio” de lo que les espera a los correntinos durante este flamante 2021, se incendió la Estación Transformadora Santa Catalina y dejó sin luz a toda la capital correntina y a varias localidades.
Las llamas se iniciaron a las 8:45 del 1 de enero y afectó a un transformador. Según la DPEC, la normalización se completó a las 17:30. Una situación similar sucedió hace más de un año.
La estación transformadora Santa Catalina, se incendió ayer a las 8:45 provocando el cese del suministro eléctrico en toda la capital correntina, hasta que pudo ser sofocado el fuego por siete dotaciones de bomberos. La línea de alta tensión que distribuye energía hacia otras estaciones también se vio afectada, por lo que las localidades vecinas tuvieron que prescindir del abastecimiento en gran parte de la jornada, con un corte que duró más de siete horas. La normalización del servicio en la ciudad de Corrientes comenzó a darse paulatinamente y terminó después de las 17:30.
Santa Catalina es una estación transformadora de la Capital concesionada por la Empresa Transnea SA, y de la cual dependen 150 megavatios de potencia para el abastecimiento de la zona.  Pese a las restricciones en el acceso al predio -se dice que no había nadie-, las autoridades de la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (DPEC) intervinieron en el momento para colaborar con las maniobras de restablecimiento del suministro.

ÁREAS AFECTADAS
El interventor de la DPEC, Alfredo Aún, indicó ayer por la mañana que los dos transformadores incendiados “están totalmente perdidos”. Inmediatamente iniciaron las tareas para transferir la demanda a otros alimentadores, por lo que de manera paulatina se restableció el servicio en los distintos barrios de la ciudad en el transcurso de la tarde de ayer. “Los barrios ubicados a lo largo y a lo ancho de Ruta 5, barrios como 17 de Agosto, Laguna Seca, Mil Viviendas, Santa Catalina, Quintana, Pujol, Quilmes, Laguna Brava, y Universitario, entre muchos otros, dependen de esta estación”, detalló sin ruborizarse Alfredo Aún. Para intentar dar cuenta de la magnitud de la situación que alcanzó hasta las localidades de Bella Vista, San Cayetano, Riachuelo y El Sombrero. Después de las 14:00 interrumpieron el servicio en las localidades de Santa Ana y San Luis del Palmar, por una hora aproximadamente, para realizar maniobras tendientes a minimizar los sectores que aún estaban sin energía a causa del siniestro.

NORMALIZACIÓN
La DPEC comunicó en la tarde de ayer la puesta en servicio parcial de la estación transformadora Santa Catalina. Entonces lograron poner en servicio a los transformadores de potencia 1 y 2, y a otro que se encontraba de reserva en ese lugar. “Esta entrada en servicio parcial de la ET Santa Catalina, más las transferencias de la demanda faltante a las ET Corrientes Este y la ET Sarmiento, permitieron restablecer el servicio eléctrico en forma paulatina en las zonas afectadas por el incendio de la ET esta mañana. Proceso que culminó a las 17:30 con la normalización”, explicaron desde la Dpec.

Situación crítica que ya se vivió hace un año
“Esta estación alimenta a muchos centros de distribución de la DPEC, de acá parten líneas de 33 mil voltios. Es una situación muy crítica porque requiere que se haga una limpieza luego de apagar el incendio”, explicó el interventor de la Dpec y reconoció la imposibilidad del sistema eléctrico local de prescindir de “la estación más importante de Corrientes”. El incendio afectó también a la estación transformadora Costanera que pudo ser puesta a funcionar una vez que fue sofocado el fuego en Santa Catalina.
Un hecho similar ocurrió el 7 de agosto del año pasado. Cuando se incendiaron las celdas de alta tensión, y para reponer el servicio en barrios del sur de la Ciudad los técnicos de la DPEC tuvieron que generar 800 metros de nuevas líneas de conexión hacia otros centros de distribución. Esa vez los barrios afectados del sur (el problema no alcanzó al microcentro) debieron esperar hasta la noche para volver a tener energía en sus hogares y, en algunos casos, hasta el día siguiente.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar